Love in cold

El frío de su mirada invade cada centímetro de aquel que era su hogar. Ella estaba sola de nuevo como mil veces había estado y ya ni siquiera le importaba, ya nada le afectaba, pues el frío que irradiaba no era más que un simple ejemplo de los glaciares que invadían su corazón. Estos fueron creados de forma involuntaria casi, el tiempo los hizo salir. Aunque no solo fue causa del tiempo, las personas en general la han hecho ser así. Ella entregó más de una vez su cariño. Sus abrazos y besos salían con facilidad pero entonces llegó él y sin más ánimo le cortó las alas. Ella dejó de sentir. Dejó de sufrir. Aún sueña con poder levantar el vuelo... Dejadla volar.





Y no, no soy un fantasma. Unas pequeñas musas me hicieron una visita, corta pero creo que algo productiva. Un beso: Dafne.

3 tazas de té:

hugo 8 de marzo de 2008, 11:51  

we! probando, probando!!! :P

esta muy chulo el mini relato, aunque es bastante triste U_U

Lyra 8 de marzo de 2008, 21:23  

buuuu!

pues a mi me ha gustado. echaba mucho de menos tus relatos. ya actualizare el link d mi blog al tuyo nuevo, vale? :D

mil muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas!!!!!!!!!!!!!

Mirthas 10 de marzo de 2008, 23:42  

Como ya te he dicho, la madre de las Musas lleva por nombre Desgracia.

Datos personales

Mi foto
S.Fernando/Sevilla, Cádiz/Sevilla, Spain
"Una profunda pesadez atenazó sus miembros, su pecho se cubrió de gruesa corteza, su pelo se convirtió en hojas, sus brazos en ramas y sus pies, antes tan veloces, fueron atrapados por lentas raíces, mientras que su rostro fue la copa. Nada quedó de ella, excepto su luminoso encanto."