Vuela...
Vuela y huye.
Déjalo atrás todo...
No mires más.
Sigue.
No pares.
No dejes de huir...

Tu camino es el que tú eliges,
y si quieres volar, hazlo.
No dejes que
te corten las alas.

No dejes que
cambien tu mente,
tu opinión,
ni ese
precioso corazón
que tienes.

Si ves nubes grises,
crúzalas,
el Sol está tras ellas.
Si hay pájaros que vuelen
a contra corriente,
ignóralos.
No los imites...
Vuestra dirección
al fin y al cabo
es la misma,
solo cambia el sentido.
¿Qué más da unos metros más al norte?

No te preocupes y sigue...

Si tus alas se rompen,
las repararé.
Si se doblan,
las pondré derechas.
Si se cansan,
yo estaré allí para volar
por ti

y llevarte
a donde desees.
Y a tu parada
también acudiré...
pero solo
si así lo deseas.
Que nada sea un obstáculo...

Que nada te pare, pequeña.

2 tazas de té:

Mirthas 16 de junio de 2008, 1:37  

Lo dicho, sigue cultivando la poesía, que cada vez se te da mejor ;)

Kiüs 23 de julio de 2008, 0:03  

Amén :D (sí!!he vuelto!!y además he actualizado!! xDD ya te puedo meter prisa para que actualices tú ^^ jeje)

Datos personales

Mi foto
S.Fernando/Sevilla, Cádiz/Sevilla, Spain
"Una profunda pesadez atenazó sus miembros, su pecho se cubrió de gruesa corteza, su pelo se convirtió en hojas, sus brazos en ramas y sus pies, antes tan veloces, fueron atrapados por lentas raíces, mientras que su rostro fue la copa. Nada quedó de ella, excepto su luminoso encanto."