2007

Un año, principalmente, de cambios. Terminé mi etapa escolar y comenzó la universitaria. Además, este año comencé a narrar mis "aventuras y desventuras" en el fotolog y tal, un 17 de abril. Lo inauguré precisamente con la canción que os vengo a presentar, canción que fue sintonía de los anuncios de una conocida marca de champú. Muchos días cantando la cancioncilla, que se pegó mucho mucho y que me acompañó en muchos momentos, como el día de mi último examen del Trinity q fue el mismo día que el 3er día de selectividad.
Nunca un año impar fue tan bueno =)

En su momento lo dije y lo seguiré diciendo: The rest is still unwritten...

3 tazas de té:

Jaime 10 de abril de 2010, 1:02  

Uy, uy, varios días sin poder pasar por aquí y pasan unos pocos de años, jejeje. Esta es la vida del universitario en último año de carrera (de la primera carrera), que hay poco tiempo para blogs.

Por cierto, muy buena tu reflexión sobre el tiempo que me "linkaste" en el comentario, "nada permanece eternamente, sólo el tiempo seguirá existiendo y pasando". Aunque la verdad, hay veces que parece que se detiene, sobre todo en los momentos desagradables.

¿También estudiaste el bachiller de humanidades? Supongo que recordarás entonces en griego al personaje de "Jo Dikaiópolis azenaios éstin" xD

(Siento no ser muy original con el comentario, pero son las 1, he tenido prácticas, trabajos y reuniones hasta las 23.30, y mañana me esperan jornadas andaluzas de barrios ignorados, así que...soy un zombie que necesita cereeebrooo :P)

Mashey Shumey 10 de abril de 2010, 11:53  

Me gusta como está quedando esto, por varios motivos, algunos de los cuales son:
Es muy tuyo
Son canciones que, subjetivamente, marcaron una época

(No justificarás ni así te maten, pero eres así...)

Dafne 10 de abril de 2010, 11:56  

Time is running away, Mr. Jaime :P ^^
Me alegra que te gustara mi reflexión jeje No tiene ni años xD


Y no, Mashey... no pienso justificar xDDD Discrepo, remember :D xD
(me ha encantado ese último apunte XD)

Datos personales

Mi foto
S.Fernando/Sevilla, Cádiz/Sevilla, Spain
"Una profunda pesadez atenazó sus miembros, su pecho se cubrió de gruesa corteza, su pelo se convirtió en hojas, sus brazos en ramas y sus pies, antes tan veloces, fueron atrapados por lentas raíces, mientras que su rostro fue la copa. Nada quedó de ella, excepto su luminoso encanto."