2009

Bueno, nuestro repaso se va acabando, pero aún nos queda un poquito. El 2009 siguió la línea del 2008: año malo con buenos momentos. Muchos momentos a su lado que siempre recordaré con una sonrisa =). Pero a pesar de que había buenos momentos, el 2009 no terminaba de mejorar del todo... siempre se quedaba a las puertas y eso se vio claramente el 19 de junio, cuando perdí la esperanza pero una vieja vida renació.

Llegó el verano, un verano tranquilo y bastante bueno. Y me acuerdo de aquel 15 de julio, cuando una personita se metió en mi vida y en concreto un 31 de agosto, cuando se volvió a presentar y las conversaciones comenzaron a desarrollarse con una naturalidad especial... Ya nos habíamos encontrado un 2 de abril, pero ni el recordaba mi acento ni yo recordaba su barba. Pequeños detalles que poco a poco fueron ganando importancia. Él un "pureta" y yo una "enana" y así poco a poco los meses pasaban.
Y entre sonrisas y lágrimas, dudas y más dudas, yo ahí permanecía. No quería pensar, no quería decidirme, no quería hacer nada. Una angustia constante que no se iba de mi lado.
Por suerte las cosas cambiaron y aunque el año no terminó del todo bien, nunca tuve un noviembre tan dulce...

Aquí os dejo con una canción que llenó mis días de 2008 y algunos meses de 2009. Que la disfruten:

2 tazas de té:

Mashey Shumey 12 de abril de 2010, 0:36  

El 2009 fue un año muy, muy, muy raro. Fragmentado en muchos momentos, el mejor, el último tramo...
Esta canción, que me llegó en verano, no fue descubierta hasta otoño. Y a la Xana de los arroyos protagonista la relacioné, y ya quedara así, con una joven dríade de la costa que tantas cosas me ha enseñado.

"Junto a la fuente en la que un día juré
que jamás querría tanto a una mujer
rezo en silencio por tenerte otra vez.
Hoy logré comprender
que al final de mi vida, mi amor, te encontraré."

Loaysa 14 de abril de 2010, 17:25  

fuistes el regalito de cumple de juan k. superastes el dibujo que le regalé hace años. traidora... XDDD

Datos personales

Mi foto
S.Fernando/Sevilla, Cádiz/Sevilla, Spain
"Una profunda pesadez atenazó sus miembros, su pecho se cubrió de gruesa corteza, su pelo se convirtió en hojas, sus brazos en ramas y sus pies, antes tan veloces, fueron atrapados por lentas raíces, mientras que su rostro fue la copa. Nada quedó de ella, excepto su luminoso encanto."